Oferta y demanda

AddThis Social Bookmark Button

El movimiento de la economía se activa con una decisión. El consumidor debe elegir de acuerdo a sus recursos, necesidades y preferencias cuáles son los bienes y servicios por los que pagará. Como los recursos son limitados optará por aquellos productos que hagan rendir más su presupuesto. Si un precio baja y los demás se mantienen igual, lo más seguro es que demandará más del bien cuyo precio bajó.1 Si el precio sube, consumirá menos o buscará la manera de sustituir ese bien por otro similar.

Detrás el producto están las empresas, son ellas quienes ofertan los bienes y servicios. Los productores deben decidir la cantidad que producirán y venderán, así como las técnicas que les resulten favorables para producir a los costos más bajos posibles y obtener el mejor precio. Estos elementos darán como resultado ganancias para el empresario.

Parecería que el consumidor y el productor van en direcciones opuestas y que sus intereses están contrapuestos. Unos quieren ganar más dinero del producto y otros pagar lo menos posible por él. ¿Cómo es que estos intereses se concilian? En el mercado la interacción de la oferta y la demanda determina el equilibrio de mercado, esto la cantidad y el precio.

El precio es una señal que guía tanto a las empresas como a los consumidores, pues indica cuánto pueden y quieren pagar las personas y ofrecer las empresas. Mientras más abundante sea un bien, el precio bajará y, por lo tanto, la demanda subirá, lo contrario sucede cuando el bien es escaso,  pues el precio sube y la demanda  baja. 


1. Massad, Carlos. Economía para todos. Chile: Banco Central de Chile, 2007.