ISO 26000

AddThis Social Bookmark Button

Descubriendo la Norma NMX-SAST-26000-IMNC-2011/ISO 26000:2010

El propósito de crear esta sección, es dar un primer paso para ayudar a todo tipo de organizaciones tanto del sector público como privado, a tener un acercamiento con la NORMA MEXICANA NMX-SAST-26000-IMNC-2011 GUIA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL.

Asimismo, busca promover la implementación de esta norma, como una forma de alcanzar los beneficios en competitividad y productividad, operando de manera socialmente responsable.

Durante los últimos tiempos se han presentado profundos cambios en el entorno competitivo por la globalización y las empresas deben hacer frente a requisitos económicos, sociales y medioambientales, y orientar sus actuaciones hacia la satisfacción de todas las partes interesadas de la empresa y esto ha obligado a buscar nuevas  estrategias que les permitan diferenciarse de sus competidores y ganar la confianza de los consumidores. En el entorno competitivo actual, la responsabilidad social se ha convertido en una estrategia esencial, principalmente desde un punto de vista ético y sostenible. Si las prácticas de Responsabilidad Social (RS) son las adecuadas, mejorarán la posición competitiva y aumentarán la fidelidad de clientes y trabajadores que valoran positivamente estas  buenas prácticas.

Esta guía  comparte un enfoque común con las áreas de calidad ambiental, normas laborales y derechos humanos, y prácticas competitivas, que se canalizan a través de la aplicación de sistemas de gestión medioambiental, de seguridad y salud laboral, y de calidad de productos y servicios.

El tema de RS a nivel internacional y nacional cada día cobra mayor interés entre las Organizaciones debido a la conciencia y necesidad de mantener un comportamiento socialmente responsable que permita contribuir al Desarrollo Sostenible.

Integración de la Responsabilidad Social en las PYMES

La integración de la responsabilidad social en una PyME puede llevarse a cabo mediante acciones prácticas, sencillas y costo-eficientes, y no necesita ser compleja o costosa. Debido a su tamaño pequeño y a su potencial para ser más flexibles e innovadoras, las PyMEs, en realidad, pueden proporcionar oportunidades especialmente buenas para la responsabilidad social. Son, generalmente, más flexibles en términos de gestión de la organización; a menudo, tienen un estrecho contacto con la comunidad local, y normalmente, su alta dirección tiene influencia más inmediata sobre las actividades de la organización.

La responsabilidad social implica adoptar un enfoque integrado en la gestión de las actividades e impactos de una organización. Una organización debería tratar y hacer un seguimiento de los impactos de sus decisiones y actividades en la sociedad y el medio ambiente, de una manera que tuviera en cuenta, tanto el tamaño de la organización, como sus impactos. Para una organización podría no ser posible solucionar de manera inmediata todas las consecuencias negativas de sus decisiones y actividades. Podría ser necesario tener que elegir y establecer prioridades.

Las siguientes consideraciones pueden ser de ayuda.

- Tener en cuenta que los procedimientos de gestión internos, los informes a las partes interesadas y otros procesos, podrían ser más flexibles e informales para las PyMEs que para sus contrapartes de mayor tamaño, siempre y cuando se mantengan los niveles adecuados de transparencia;

- Ser conscientes de que al revisar las siete materias fundamentales e identificar los asuntos pertinentes, se deberían tener en cuenta el contexto, las condiciones, los recursos y los intereses de las partes interesadas propios de cada organización y reconocer que todas las materias fundamentales, pero no todos los asuntos, serán pertinentes para cada organización;

- Centrarse desde el inicio en los asuntos e impactos más significativos para el desarrollo sostenible.

Una PyME también debería tener un plan para abordar los asuntos e impactos restantes oportunamente; buscar apoyo de las agencias gubernamentales adecuadas, organizaciones colectivas (como asociaciones del sector y organizaciones paraguas o pares) y organismos nacionales de normalización, a través del desarrollo de guías y programas prácticos para el uso de esta Norma Mexicana. Tales guías y programas deberían estar diseñadas de acuerdo a la naturaleza y necesidades específicas de las PyMEs y sus partes interesadas, y  actuar, cuando sea adecuado, con las organizaciones pares y las organizaciones del sector de manera colectiva, más que individual, para ahorrar recursos y mejorar la capacidad de acción.

Ser socialmente responsable probablemente beneficie a las PyMEs. Las PyMEs podrían encontrarse con que otras organizaciones, con las que tienen relación, consideren que brindar apoyo a las iniciativas de las PyMEs forme parte de su propia responsabilidad social.

Las organizaciones con mayor capacidad y experiencia en responsabilidad social podrían considerar brindar su apoyo a las PyMEs, incluyendo ayudarlas a tomar conciencia sobre asuntos y buenas prácticas de responsabilidad social.

Fuentes: NMX-SAST-26000-IMNC-2011/ISO 26000:2010 y de la norma ISO 26000 2010